• ENTREVISTA A CRISTINA LUQUE, COLABORADORA EN OWL INSTITUTE

    ENTREVISTA A CRISTINA LUQUE, COLABORADORA EN OWL INSTITUTE

    Hola CRISTINA LUQUE. Cuéntanos un poco sobre ti, ¿qué fue lo que estudiaste y cuál es tu especialización?

    Estudié psicología en la UAB. Tenía claro que quería trabajar con niños y jóvenes así que hice las prácticas de la carrera en un centro infantil. Allí descubrí otra de mis pasiones: el aprendizaje y la enseñanza. Por eso, empecé a formarme en las dificultades de aprendizaje. También realicé un master en psicología infanto-juvenil y actualmente estoy estudiando psicopedagogía.

    ¿Podrías describirte en unas pocas líneas?

    Me considero una persona serena y paciente. Trabajar con niños ha hecho que a veces me cuestione cómo de paciente soy, pero ha sido un escenario perfecto para trabajarla aun mas. También soy curiosa y me encanta aprender cosas nuevas. Creo que fruto de todo esto hace que me encante escuchar a las personas.

    En tu tiempo libre, ¿qué te gusta hacer? ¿Cuáles son tus hobbies y aficiones?

    Me gusta mucho el cine, es mi forma favorita de desconectar durante un par de horas. Como he dicho antes, soy curiosa así que me encanta aprender sobre cualquier tema que me interese en ese momento. Últimamente, estoy practicando el dibujo que era un hobbie que tenía de pequeña y dejé aparcado durante muchos años.

    Si tuvieras que recomendarnos un libro, ¿cuál sería?

    “Mi mente sin mi” de Jenny Moix. Es un libro muy reciente sobre la mente y  los pensamientos. La autora, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, tiene una manera muy amena de hacernos parar a observar nuestros propios pensamientos.

    Y si te pidiésemos un libro sobre psicología, adecuado para quienes no somos psicólogos, ¿cuál nos recomendarías?

    “Corrígeme si me equivoco” de Giorgio Nardone. Trata sobre la comunicación en pareja pero que a la vez podemos aplicar a todas las relaciones de nuestra vida. Incluso es muy recomendable para padres que quieren aprender a comunicarse mejor con sus hijos.

    ¿Qué fue lo que te llevó a trabajar en Owl Institute. Institut Psicològic?

    Definitivamente, la pasión con la que Ana y Oriol han creado el proyecto. Fui testigo de como pasaba de una idea a una realidad. Admiro mucho las ganas de crear algo que marque un cambio positivo en todas aquellas personas que entran en contacto con el centro por un motivo u otro.

    ¿Cómo lo definirías en 3 palabras?

    Ilusión, innovación y equipo.

    Por último, sabemos que esto de ir al psicólogo da un poco de miedo y que se cree que sólo se va cuando se está muy mal, al borde del abismo. Incluso muchos utilizan el término “loco”. ¿Qué les dirías a estas personas para romper con este tópico?

    Afortunadamente, cada vez nos vamos deshaciendo mas de esta idea de que sólo va al psicólogo aquel que tiene problemas graves. Hoy en día muchos ya saben que no es así. Comprendo que no es una decisión fácil, pedir ayuda no es fácil. Pero en definitiva, se trata de eso, de pedir ayuda. Incluso si no tienes “ningún problema”, un psicólogo puede ayudarte a mejorar algo con lo que no estés del todo satisfecho, puede ayudarte a conocerte mejor o a ser más consciente de algunos pensamientos, conductas o emociones a los que hasta entonces no habías prestado atención. Es una manera de cuidarte, al igual que cuidas de tu cuerpo.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply