• Mi experiencia con las Terapias Neurocientíficas: el EMDR

    Mi experiencia con las Terapias Neurocientíficas: el EMDR

    Cómo psicólogo y profesional de la salud es para mí un reto estar al corriente de los últimos avances científicos y seguir formándome de manera continuada.

    Con esta inquietud es como descubrí, el EMDR (Desensibilización y Reprocesamiento a través de los Movimientos Oculares). Esta terapia fue creada a finales de los años 80 por la psicóloga Francine Shapiro.

    Una de mis motivaciones a la hora de trabajar con mis clientes es ofrecerles herramientas o metodologías que yo mismo he probado. Así que cuando la facilitadora pidió un voluntario, no lo dudé ni un minuto.

    La psicóloga me preguntó qué era lo que deseaba trabajar. Mi respuesta fue: quiero superar mi fobia a las arañas. Ella me pidió que recordara el suceso más antiguo que yo podía evocar en referencia al miedo a las arañas.

    En ese momento pensé en una escena de la cual sólo recordaba imágenes muy borrosas. Recordaba yo estar en la cuna y tener en el techo un peluche colgando, con una apariencia de araña de dibujos animados.

    Al pensar en este recuerdo, aparentemente olvidado, me vinieron otros recuerdos de escenas y momentos relacionados con el peluche. Estaba claro que aquel muñeco de ojos saltones, había causado un impacto negativo en mí.

    Una vez conectado con las emociones y sensaciones que esa escena me transmitía en el presente, la psicóloga inició los sets o Movimientos Oculares Rápidos (MOR), que consistían en mover rápidamente su mano horizontalmente, mientras yo la seguía con los ojos.

    A medida que iba moviendo los ojos, las emociones del miedo y de la angustia empezaban a reducirse. Algo estaba cambiando en mí, tanto a nivel emocional como corporal.

    skeptic redesign

    Los nervios de la barriga se estaban calmando, al igual que la tensión en los brazos.

    A medida que el proceso avanzaba, venían a mi mente nuevos pensamientos, emociones y sensaciones de lo ocurrido.

    En algunas ocasiones mi mente saltaba a otras experiencias de miedo y de asco en referencia a las arañas. Pero luego la psicóloga me hacía regresar a la escena original.

    Estuvimos casi una hora trabajando, hasta que llegó un momento en el que las emociones de miedo habían desaparecido por completo y en su lugar se había instaurado la calma y la tranquilidad.

    Las sensaciones de tensión y de nervios habían desaparecido por completo. Y ahora soy capaz de interpretar lo ocurrido como un recuerdo del pasado sin ninguna clase de molestia o de peligro.

    Los días siguientes seguimos trabajando, reprocesando otras escenas traumáticas con las arañas. Lo sorprendente era poder sentir con que profundidad, efectividad y rapidez el EMDR era capaz de liberar a las personas de cualquier trauma.

    La explicación científica recae en la acción de los Movimientos Oculares Rápidos. Estos movimientos, son unos mecanismos naturales que el organismo realiza cada noche. Al dormir pasamos por diferentes fases de sueño, una de ellas es la fase REM o fase de sueño profundo, en la cual movemos los ojos a gran velocidad. Esta acción nos permite liberarnos cada noche del estrés y de las preocupaciones del día a día, o de otros momentos. De esta manera a través de las Terapias Neurocientíficas o de reprocesamiento, como el EMDR, nos aprovechamos de los mecanismos de autocuración del cuerpo.

     

    Oriol Lugo

    Codirector de Owl Institute

     

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply